Cuasipoemas: un blog de camafeos encantados

Por: Elko Omar Vázquez Erosa

Cuasipoemas un blog de  camafeos encantados

El blog del bardo Eric Urías Romero, “Cuasipoemas”, se nos antoja como un estuche de camafeos virtuales y encantados que son una delicia audiovisual toda vez que constan de imágenes sugerentes en blanco y negro (fotografías e ilustraciones), encerradas en unos círculos que interactúan con el lector quien al posicionar el cursor sobre estos diseños descubre que se iluminan de vivos colores o adquieren mayor nitidez. Continuar leyendo

Anuncios

Apoteosis, de Augusto Zambrano

Por: Elko Omar Vázquez Erosa

Apoteosis 1

La novela “Apoteosis, romance para el fin del mundo”, del escritor venezolano Augusto Zambrano es una epopeya que plantea acontecimientos telúricos y colosales; por momentos recuerda “El paraíso perdido”, de John Milton, así como a los clásicos de ciencia ficción “El círculo vicioso”, de Isaac Asimov (donde por primera vez se mencionan las tres leyes de la robótica) y el ciclo “Los cantos de hyperion”, de Dan Simmons. Continuar leyendo

Mudanza de Jazmín

Por: Elko Omar Vázquez Erosa

Mudanza de Jazmín

Mudanza de Jazmín.

Hace algunas semanas Jesús Chávez Marín y Arelí Chavira presentaron un librito de narrativa escrito en colaboración y organizaron un maravilloso festejo en la Casa Redonda, antigua estación de servicio para trenes que data de los tiempos de don Porfirio Díaz y que hoy se ha convertido en un museo con una colección propia de pinturas, además de que sirve para realizar lecturas y encuentros artísticos de toda índole. Continuar leyendo

El silencio y la mirada

Por: Elko Omar Vázquez Erosa

13091870_1722378878027333_499958924_o

El Ratón Malvado, como siempre no os defrauda, y en esta ocasión os presenta a un tío muy interesante.

Nacido en Argentina (donde nació Dios, por supuesto) Orlando Valdéz ha escrito algunos florilegios como “El hondo silencio de toda locura”, “La cobardía feroz del silencio” y “El mezquino trazo del acto”.

Bello poema que nos ofrece Orlando y ya me callo: Continuar leyendo