Carta a Santa

carta a santa

Por: Elko Omar Vázquez Erosa

Queridísimo Santa:

Desde que comencé a publicar mis libros en Kindle Direct Publishing las mujeres no me dejan en paz: hacen campamentos afuera de mi casa y me acosan por correo, por teléfono y a través de las redes sociales. Continuar leyendo

Velez

Velez

Por: Elko Omar Vázquez Erosa

Los parsis descienden de los antiguos persas que emigraron a la India en el siglo VII para escapar de la persecución religiosa a manos de los musulmanes, adoran a Ahura Mazda y consideran que al morir el hombre la descomposición de su cuerpo contamina la tierra si es sepultado, el agua si se le arroja al mar o a los ríos, al aire y al fuego si se le incinera, de ahí que construyan altas torres —las famosas torres del silencio— donde depositan los restos de sus seres queridos, que servirán de alimento a los buitres. Continuar leyendo

Recorriendo Ciudades de sal

ciudadesdesal

Por: Elko Omar Vázquez Erosa

No sé quién de los dos fue el de la idea, si mi hermano Ricardo o mi amigo Víctor Marrufo. El caso es que, cuando cursábamos nuestros estudios universitarios apareció publicado en el periódico que se filmaría una película en Hollywood y que necesitaban extras mexicanos. La nota periodística daba la dirección de un hotel para el casting, soltaba el nombre de la actriz Jennifer López y nada más. Continuar leyendo

Recorriendo Morrigan

Morrigan Jpg

Por: Elko Omar Vázquez Erosa

La culpa se la tienen Robert E. Howard, Jhon Millius, Roy Thomas, Jhon Buscema (creador, director de la película, guionista y dibujante del cómic de mi héroe Conan el bárbaro, respectivamente), Homero, las novelas de caballería (que casi me volvieron loco, como a don Quijote), el Cancionero Español, Constantino Kavafis y mi hermana Alicia. Me explico: Continuar leyendo

El Club

el-club

Por: Elko Omar Vázquez Erosa

Vivíamos en un fraccionamiento nuevo, rodeado de lotes baldíos que constituían el escenario de nuestros juegos. Cierto día encontramos un camper de esos que se montan en las cajas de las camionetas pick-up, aparentemente abandonado, y decidimos acondicionarlo como nuestro punto de reunión, así que llevamos un poster del Hombre Araña, una caja llena de cómics, una bolsa con golosinas y un termo de limonada. Continuar leyendo