Un día en la corte de Salomón

Por: Elko Omar Vázquez Erosa

Vanidad de vanidades y todo tipo de vanidad. Isaac Azknaziy

Vanidad de vanidades y todo tipo de vanidad. Isaac Azknaziy

—¡Bravo, Salomón! ¡Eso fue espectacular! —dijo el demonio del anillo con esa voz pastosa que recordaba el sonido de un borracho vomitando—. Si lo deseas puedo transformarme en una linda doncella y lamer tu desnudez. Continuar leyendo

Anuncios