Pero siempre me atormenta lo inefable 3/54 (Ciudades de sal)

Por: Elko Omar Vázquez Erosa

Pero siempre me atormenta lo inefable,
y es que las palabras, nunca suficientes,
llegan a apagar la sed de mis visiones,
y en espeluznantes desiertos de mi alma
logra brillar, brevemente, la esperanza.

Disponible en Amazon

Anuncios

Océanos de tiempo

Por: Elko Omar Vázquez Erosa

Flor, no te marchites, un cementerio duele sin ti, y entre estos muros de piedra, lejos de todo lazo exterior, nos tiñe un silencio de muerte que irrita el alma de los vivos y, ¿quién sabe?, quizá también a los que no se fueron.

El zumbido de los moscos, pequeños alaridos infernales; las espinas de un rosal, para hacerme una corona. Y me pregunto si soy el señor de este paraje, o simplemente un prisionero.

Los espíritus callaron y legiones de insectos bailaban a mi alrededor, y el humo del incienso me hizo llegar miles de experiencias; y a través de la distancia, a través de este mar de suaves ondulaciones, tu rostro presente en los médanos del tiempo. ¡Frío y cruel es tu recuerdo!, si tan sólo, nunca te hubiera conocido. Continuar leyendo