El fantasma de Oscar Wilde

fantasma Wilde

Al volverme lo vi: se encontraba sentado en una de mis sillas griegas, fumando un cigarrillo, con la pierna cruzada y los ojos lánguidos y soñadores: el fantasma de Óscar Wilde.

(Especial de noche de brujas)

Por: Elko Omar Vázquez Erosa

I

Existen algunas personas que se aburren atrozmente y tienen a honra fastidiar a los demás con su cháchara espantosa que incluye comentarios acerca del fútbol, las dificultades que enfrentan en su trabajo y la forma tan ingeniosa en la que respondieron a la vieja horripilante o al degenerado de su jefe. Continuar leyendo

Anuncios

Memorias de una tierra brava

memorias

Por: Elko Omar Vázquez Erosa

I

Mi amiga Ivonne Legarreta me invitó a su fiesta de cumpleaños, así que me puse unos pantalones de mezclilla deslavados —con artísticos desgarrones en las rodillas— una camiseta estampada con el rostro de Alice Cooper, mi chamarra negra de piel, varios brazaletes de cuero con púas y remaches y una arracada en el lóbulo de la oreja izquierda, además de elaborar un peinado punk con cinco litros de gel y dos frascos de spray para completar mi look de l’enfant terrible. Continuar leyendo

Los beneficios de la boñiga

boñiga

Por: Elko Omar Vázquez Erosa

Me encontraba en Temósachi caminando a orillas del arroyo, deteniéndome en las ruinas de adobe, en los puentes derruidos y en todos los paisajes sugerentes para escribir poemas de gusto trasnochado. Finalmente el cansancio hizo acto de presencia y saqué la parrilla portátil, un paquete de salchichas y una botella de tequila. Junté varias ramas y encendí una hoguera mientras fumaba, contemplando la naturaleza. De pronto un hombre de negras barbas y larga cabellera, que vestía un poncho, salió de entre los árboles: Continuar leyendo

Skeletor y Los Amos del Universo

skeletor y los amos

Por: Elko Omar Vázquez Erosa

I

—¡Mamá! ¡Mamá! ¡Mamá! ¡Mis tíos apaches! ¡Mis tíos apaches! —gritó Julius al vernos trepados sobre las bardas en calzoncillos y con nuestros disfraces de indios. Mi hermano Ricardo y yo le devolvimos el saludo a Julius (quien nos había adoptado como tíos) porque no hay que defraudar a los fans, pero seguimos de largo toda vez que nuestra jerarquía podría disminuir si nos veían juntándonos con niños más pequeños. De pronto vimos en el patio de los nuevos vecinos una prodigiosa colección de juguetes exóticos. Continuar leyendo

Un joven dios del vino

Por: Elko Omar Vázquez Erosa

un joven dios del vino

Cuán fastidiosas se nos presentan las pequeñas pero múltiples obligaciones que nos impone la modernidad, ¿o debemos decir, postmodernidad malograda? Día con día nos vemos obligados a llenar nuestra cabeza con cientos de conceptos que en el fondo son pura basura, ya que no nos sirven para una mejor comprensión de las realidades inmanentes. Continuar leyendo