Océanos de tiempo

Por: Elko Omar Vázquez Erosa

Flor, no te marchites, un cementerio duele sin ti, y entre estos muros de piedra, lejos de todo lazo exterior, nos tiñe un silencio de muerte que irrita el alma de los vivos y, ¿quién sabe?, quizá también a los que no se fueron.

El zumbido de los moscos, pequeños alaridos infernales; las espinas de un rosal, para hacerme una corona. Y me pregunto si soy el señor de este paraje, o simplemente un prisionero.

Los espíritus callaron y legiones de insectos bailaban a mi alrededor, y el humo del incienso me hizo llegar miles de experiencias; y a través de la distancia, a través de este mar de suaves ondulaciones, tu rostro presente en los médanos del tiempo. ¡Frío y cruel es tu recuerdo!, si tan sólo, nunca te hubiera conocido. Continuar leyendo

Rebeca

Por: Elko Omar Vázquez Erosa

Edgar llevaba alrededor de 30 minutos con la vista fija en la esquina desconchada del salón de clases cuando una voz familiar pidió a la maestra que le suspendiera el castigo.

—¡Ay, Rebeca! —se quejó la señorita Blanco—. Dile a su mamá que necesita más disciplina y sobre todo…

La señorita Blanco siguió con una lista de actividades disciplinarias para Edgar, sin saber que Rebeca era su cómplice en muchas maldades. Continuar leyendo

Los rascacielos infinitos

Los rascacielos infinitos

Por: Maribel R. y Elko Omar Vázquez Erosa

Los rascacielos infinitos

Mientras vago por las escaleras de este edificio ruinoso, escaleras en espiral que a veces terminan abruptamente en una pared, por lo que es preciso saltar el pasamanos y entrar a otra espiral que suele conducir a habitaciones enormes y decrépitas, plenas de libreros polvorientos, de cajas con cosas antiguas, de ventanales clausurados con ladrillos y cemento, me pregunto por esta soledad desapacible. Continuar leyendo

Canal 765

canal 765

Por: Elko Omar Vázquez Erosa

(Especial de Noche de brujas)

I

Clásico: llegaron las altas personalidades de la capital a nuestra televisora de provincias y los chilangos venían a descubrir el hilo negro, así que nos dieron una desoladora charla motivacional para que trabajáramos todavía más y por el mismo sueldo:

Continuar leyendo

El regreso

Por: Maribel R.

el regreso

(Especial de Noche de brujas)

I

Por fin el día más esperado. Llegué un poco nerviosa, pero con una alegría inmensa por poder estar allí entre los finalistas. Hacía un sol radiante: bajé y respiré profundo. Era un hotel con un hermoso jardín y una enorme terraza que ya estaba dispuesta con todos los útiles de cocina para el gran concurso.

Continuar leyendo