No se admiten perros, ni mexicanos

Por: Elko Omar Vázquez Erosa

Fotografía por: Ricardo Vázquez Erosa; modelo: Elko Omar Vázquez  Erosa

Fotografía por: Ricardo Vázquez Erosa; modelo: Elko Omar Vázquez Erosa

Papá era casi tan guapo como yo: diríase una versión morena clara de este Apolo redivivo. Continuar leyendo

Molestando a Lutero

Lutero, con la cara de cochino que lo caracteriza (ufa, me salieron las raíces ibéricas).

Lutero, con la cara de cochino que lo caracteriza (ufa, me salieron las raíces ibéricas).

Por: Elko Omar Vázquez Erosa

Me encanta fastidiar a los burgueses[1]. Me temo que un día de estos me van a matar por ello. Mientras tanto os divierto:

Todo ocurrió en Temósachi, estaba yo muy ebrio y acababa de leer a Mafalda. Merced a una situación que se explica mediante la física cuántica (un día os explico esas fascinantes teorías) me vi de pronto en una habitación sombría de paredes gruesas, de piedra. Continuar leyendo

Los beneficios de la boñiga

Los beneficios de la boñiga

Por: Elko Omar Vázquez Erosa

Me encontraba en Temósachi caminando a orillas del arroyo, deteniéndome en las ruinas de adobe, en los puentes derruidos y en todos los paisajes sugerentes para escribir poemas de gusto trasnochado. Finalmente el cansancio hizo acto de presencia y saqué la parrilla portátil, un paquete de salchichas y una botella de tequila. Junté varias ramas y encendí una hoguera mientras fumaba, contemplando la naturaleza. De pronto un hombre de negras barbas y larga cabellera, que vestía un poncho, salió de entre los árboles: Continuar leyendo