Mandame un wasap

telefono

Por: Elko Omar Vázquez Erosa

Mi mamá le había declarado la guerra a mi tablet. Apenas me veía tecleando mensajitos, animado y feliz, cuando ella intervenía para decirme:

—Hijo, pareces un adolescente con esa porquería. Se te van a secar los ojos. ¿No te da vergüenza estar todo el día con ese juguetito?

Las cosas comenzaron a ponerse feas. Llegué al extremo de chatear en la regadera, cuidando que no se mojara el artefacto.

—Es muy desagradable que en una reunión las señoras saquen su teléfono y estén enviando mensajes y viendo vídeos. Ya no se convive, estamos llegando a unos extremos inadmisibles de descomposición social —afirmaba categóricamente.

Yo no le quitaba de encima los ojos a la Tablet ya que temía por su seguridad. Se me figuraba que en cualquier descuido esa joya de la tecnología terminaría hecha pedazos.

Afortunadamente mi hermana Karla decidió regalarle un teléfono inteligente a mi mamá, con su pantalla táctil.

—Hijo, ¿ya viste el chiste que me envió tu tía Ileana?

Hoy por hoy somos una familia moderna, completamente funcional. Si mi mamá se quiere comunicar conmigo basta con que me envíe un wasap de un extremo de la mesa al otro.

—Hijo, ¿quieres comer o te sirves más tarde?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s