Herencia maldita

Por: Elko Omar Vázquez Erosa

herencia maldita

Mi tío, el vizconde de M[1]., luego de llevar una vida de calavera, como correspondía a uno de los descendientes de los grandes señores del Ancien régime, decidió heredarme toda su fortuna bajo la única condición de que la malgastara: caso contrario el Ratón Malvado recibiría todas las maldiciones de su estirpe, además de morir en la guillotina. Continuar leyendo

Otra vez Benedetti

otra vez benedetti

Por: Elko Omar Vázquez Erosa

Al parecer este animal, pariente de Coelho, Carlos Cuauhtémoc Sánchez y otros escritorzuelos, que me asombra haya gente que se lo toma en serio en lugar de considerarlo a un lado de los comics de Condorito, del Libro Vaquero y del monje ése que vendió un Ferrari, quiso decir lo que se consignará a continuación. Ratón malo os lo traduce (Ratón se ha puesto tapabocas, guantes de goma y usa pinzas, claro, no os preocupéis por el Ratón que tanto sufre leyendo estas chingaderas puramente por beneficio de la humanidad, pese al ambiente tan tóxico): Continuar leyendo

Obsesion por la fragancia

narguile

Por: Elko Omar Vázquez Erosa

Cuando llegó mi cigarro electrónico, un itaste CLK 1280, me pareció que tenía entre mis manos una bellísima pieza de alta tecnología, algo que sólo podía provenir del futuro.

El claromizador contaba con una boquilla transparente que lanzaba reflejos cristalinos y que se adaptaba perfectamente a la batería, en la que convivían tonos cromados y un esmalte aperlado herido por líneas que semejaban circuitos y extrañas figuras geométricas. Continuar leyendo

Instrucciones para aprovechar a Benedetti

goethe

Por: Elko Omar Vázquez Erosa

Las lámparas del techo parpadeaban, y es que ya se sabe que los pinches rusos, por muy avanzada que esté su ciencia, siempre tienen unos horribles laboratorios de concreto en los que se basan los edificios públicos de México y otros países todavía más jodidos, además de que siempre gotea un lavabo, el vater se encuentra atascado y lleno de mierda, el guardia bebe vodka o algo así, o por lo menos es lo que sale en las películas de Hollywood. Continuar leyendo

Las infinitas razones para odiar el periodismo

las infinitas razones para odiar al periodismo

Por: Elko Omar Vázquez Erosa

Con algunas descripciones de su fauna nociva

Ser periodista es tomar la librea del criado y pasearse ufano por la plaza. Es zaherir a don Quijote en el nombre de Sancho Panza y optar por una religión, por una moral de esclavos en lugar de realizar un ideal. Ser periodista es convertirse en un obrero a destajo de las letras. Continuar leyendo