Instrucciones para echar un sueñecito en la oficina aunque te estén vigilando con una fastidiosa cámara

Por: Elko Omar Vázquez Erosa

Asumo que usas lentes; pero si no los usas puedes adquirirlos, por un módico precio, en cualquier supermercado, o en una página china.

El siguiente paso es robarle a tu mamá, a tu tía o a tu hermana, o a quien se deje, un ejemplar de la revista Vanidades (de preferencia una edición antigua para que puedas leer alguno de los divertidos relatos de Elizabeth Subercaseux).

Vamos a recortar un ojo de la revista (de preferencia dos ojos derechos o dos ojos izquierdos, y para ello mediremos el tamaño del área a recortar, utilizando nuestros lentes, como se muestra en las imágenes 1 y 2). Esto es importante para que obtengas el aspecto de un imbécil absoluto y total, lleno de contento con el sistema y con tu jefe, de tal forma que no sospeche de ti.


Practicamos unos agujeritos en los ojos falsos, por si nos hablan desde la cámara o viene algún cliente fastidioso y tienes que abrir los ojos un momento.

Fijamos los ojos con cinta transparente y el resultado final se muestra en la imagen 3.


Te pones una pluma o el ratón de la computadora en la mano, o abres un documento y haces como que lo estás estudiando…

Quizá un día les explique cómo maquillarse para burlar cámaras de seguridad.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.