El Circunsidator

Por: Elko Omar Vázquez Erosa

El Circunsirator

I

Compartir material polémico en Facebook (que por otro lado circula libremente por la red sin que en realidad tuviera que tomarse tan en serio) puede meterte en serios problemas, tal es el caso de los videos conspiranoicos, aquellos revisionistas que cuestionan al Holocausto y los que hacen referencia a un supuesto plan mundial por parte de algunas familias judías como los Rotschild y los Morgan para dominar al mundo.

Habiendo compartido algunas de esas publicaciones curiosas una señora de apellido ashkenazi se sintió ofendida y me dijo, llena de ira:

—¡Sácate de mi Facebook!

Le dije que la bloquearía para que ya no se sintiera ofendida con ese tipo de publicaciones, que por otra parte no intentaban ser una generalización ni un ataque de ningún tipo; pero la mujer publicó en su muro que yo la agredía y para pronto toda su parentela comenzó a hablar de mí, si bien intenté aclarar que yo no la había ofendido y que con mucho gusto evitaría en el futuro enviarle tamañas barbaridades.

Al parecer la situación no pasaría a mayores y me olvidé del asunto.

II

Nathaniel Kraushaar salió de su domicilio con una maleta rumbo a la casa de su anciana prima, Sara Kraushaar, la dama ofendida en cuestión, quien había convocado a sus parientes para tomar medidas contra el goyim que se había atrevido a importunarla.

—Shalom, prima —dijo Nathaniel mientras el resto de sus parientes se sentaban en la sala de estar de Sara, quien seguía enfurecida.

—Ma nishma.

—Ma shlomej.

—Nathaniel, dices que tienes un plan para vengarnos del goyim.

Nathaniel sacó un aparato de la maleta y señaló:

—Así es, querida prima, se trata de un dron que funciona como un sacapuntas volador: es el Circunsidator, mismo que habrá de darle una terrible lección al goyim.

El dron parecía una araña horrible que tenía por ojos unos lentes de vídeo y por boca unos dientes metálicos giratorios que causaban pavor. Nathaniel sacó el aparato, lo encendió y comenzó a dirigirlo con la Tablet que acompañaba al aterrador chisme.

III

Mientras mi mayordomo Alfred me asistía con los perfumes y los ingredientes para invocar a Yog-Sothoth, quien se presentó dentro del círculo mágico en forma de esferas iridiscentes Mad Jack, nuestro enorme perro guardián comenzó a gruñir a la puerta cosa que me extrañó ya que el hechizo debía confinar al antiguo en el pentagrama.

Alfred se dirigió a abrir la puerta y el dron de Nathaniel hizo su aparición, seguido por el mastín, que chillaba como un perro chihuahua y fue a esconderse debajo de los muebles; una voz electrónica salió del artefacto:

—¡Goyim! ¡Enfrenta al Circunsidator!

Las cuchillas comenzaron a girar y el dron se elevaba y descendía en picada sacándole filo a los adornos de madera de la escalinata y convirtiendo en astillas a los muebles. Alfred emprendió la graciosa huida y corrió a encerrarse en la biblioteca mientras que Yog-Sothoth recordó asuntos pendientes en otra dimensión y se desvaneció rápidamente; yo salí corriendo hacia los jardines, donde el dron me perseguía e iba convirtiendo en meras estacas los cipreses.

Corrí como si me persiguiera un dron asesino, y es que sí me perseguía, hacia los almacenes, donde se guarda la despensa y me puse a arrojarle objetos al dron, mismos que deshacía con sus dientes metálicos.

En una acción desesperada me apoderé de un buen trozo de jamón serrano, no precisamente kosher, y lo lancé a las fauces del monstruo metálico que se puso como loco y cayó al suelo, donde giraba como un trompo, como un mosquito herido, hasta que fue a estamparse con una pared y terminó hecho pedazos mientras su voz electrónica decía, una y otra vez:

—¡Goyim! ¡Goyim! ¡Goyim!

Finalmente su voz se extinguió. ¿Quién me manda andar de hocicón?

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s