Sara Williams, in love

Por: Elko Omar Vázquez Erosa

Sara Williams, in love

Mustafá despertó: la maldita micosis le picaba salvajemente entre los dedos de los pies por lo que tomó un cepillo de alambre de su compañero de celda para rascarse; su compañero de celda era un sirio cristiano que siempre le vaciaba el urinal y, si bien el sirio le servía puntualmente, Mustafá se había levantado de malas, así que le aplicó varias bofetadas:

—¡Ábreme la reja, bufón! —le dijo Mustafá al sirio y éste se apresuró a buscarse la llave que traía colgada del pescuezo.

Mustafá recorrió los pasillos de la prisión, pasillos que apestaban a orines, a sudor rancio y a cigarrillos baratos.

—¡Hey! ¡Mustafá! —lo llamó un terrorista marroquí—. ¡Tres dinares si me das una mamada!

—Esta vez no, amigo, traigo entre manos un buen negocio, merced a mi conocimiento del inglés.

—Maldito presumido: ya volverás cuando se te acabe el dinero.

Mustafá se encogió de hombros y siguió su camino; en seguida pidió hablar con Muhammed Abín, el jefe de los guardias, quien lo recibió en su despacho mugriento.

—Que el profeta, la paz sea con él, te conceda largos días y prosperidad.

Muhammed, quien sufría de almorranas, se rascó el trasero y, luego de olerse la punta de los dedos, respondió (hasta eso que se tomó su tiempo):

—Que el profeta, la paz sea con él, te haga llevadera tu condena. ¿Qué te trae por aquí?

—¡Oh! ¡Protector de los desfavorecidos! Te venía a pedir que me prestaras una computadora, con acceso al Wi-Fi, ya que he estado mejorando mi inglés.

—Últimamente no has tenido mucho éxito.

—Lo sé; pero con la ayuda del profeta, la paz sea con él, podré aplicar una yihad cibernética.

—Sea: la tarifa es la de siempre.

Mustafá agradeció a Muhammed y regresó a su celda.

Nuestro héroe —ducho navegante del “feis”, al que se había vuelto adicto como si fuera un occidental, y hasta a veces se perdía en las charlas y no alcanzaba a reunir la cuota— rápidamente armó un perfil con un nombre seductor, norteamericano: “Sara Williams”; para esto se bajó una fotografía de una modelo generosamente dotada con unos pechos entre cuyos pliegues descansaba un dije y se metió a la Web, a la caza de los infieles.

Para su mala suerte Mustafá consideró que el Ratón Malvado (quien se encontraba bebiendo café en el porche y meditando acerca de la concatenación fenoménica del Universo) tenía cara de pendejo.

—Este infiel me será de utilidad con la ayuda del profeta (la paz sea con él) —pensó Mustafá y me pidió amistad, con el alias de Sara Williams, cosa que me pareció muy extraña ya que las gringas no suelen interesarse por otras culturas y mucho menos por literatura hispánica o música germánica gótica, que es lo que mayoritariamente publico en el “feis”, además de algunas majaderías.

La siguiente conversación transcurre en inglés; pero no os preocupéis, que la he traducido:

—Hola —dijo Mustafá, o Sara, como queráis—. Estaba contemplando tu impactante belleza masculina, tu rostro varonil y, prendada de ti, te he enviado una invitación.

—Sí, ya veo —contesté, asombradísimo de que las gringas finalmente me hicieran justicia.

Luego me dijo que era una chica que deseaba conocer a un hombre de verdad, a una persona auténtica, y que vivía en Ghana, a donde había ido porque su padre había muerto, y que por alguna desconocida razón su madre se había mudado de U.S.A. al susodicho país, y que tenía problemas económicos, y que si le podría enviar 100 dólares, y que le urgían.

Le respondí que no tenía trabajo y me preguntó por la marca de mi teléfono celular y cuando le respondí ella me pidió que lo vendiera y le enviara el dinero, inmediatamente, y yo le contesté que sí, que en breve lo haría.

Supongo que Mustafá, quien por cierto no sabía qué es Paypal (y eso que se suponía que era una gringa) sigue esperando el depósito.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s