El niño de Antares

Extraño objeto volador avistado en los cielos de Chihuahua.

Extraño objeto volador avistado en los cielos de Chihuahua.

Por: Elko Omar Vázquez Erosa

I

Todo ocurrió en octubre del año 2005, mes brujo por excelencia. Salí de mi trabajo en la Presidencia Municipal y me encontré a Eduardo Arredondo, crítico de rock y locutor de radio:

—¿Ya saliste?

—Sí, voy a agarrar un taxi porque metí mi carro al taller.

—Yo tengo programa de radio hasta la tarde, si quieres te doy un aventón.

—Sale: yo disparo las cervezas.

Seguí a Lalo hasta lo que parecía ser un Volkswagen, pero tenía tantos golpes que semejaba un buñuelo. El vehículo arrancó sin problemas, hicimos una parada en un expendio de bebidas espirituosas y a mitad del camino comenzó a oler a quemado.

—¡Demonios! ¿Se te cayó un cigarrillo? —preguntó Lalo.

—¡Nos estamos incendiando!

Lalo detuvo el automóvil cuyo asiento trasero se encontraba en llamas debido a un corto en la batería. Una vez pasado el susto continuamos hasta llegar a mi casa donde estuvimos charlando animadamente.

—Hoy tengo una entrevista con el ingeniero Gilberto Ribera Altamirano.

Inmediatamente acudió a mi imaginación la tonadilla de los Expedientes Secretos “X”.

—¿El investigador del fenómeno ovni?

—El mismo.

Entonces el dáimôn que siempre me inspira a hacer cosas perversas susurró en mi oído y yo le propuse a Lalo:

—¡Vamos a cotorrearlo! ¿Qué te parece si hablo a tu programa haciéndome pasar por un contactado medio demente con un mensaje alienígena?

A Lalo le encantó la idea y quedamos de acuerdo. Quiero aclarar que el hecho de que yo sea hijo de Dionisos, ahijado de Apolo y sobrino de Loki no demerita las legítimas investigaciones del inge Ribera en el difícil e incomprendido campo de la ufología.

II

—Efectivamente, Lalo —decía el inge al aire—. Los avistamientos son de diferentes tipos: naves con forma de disco, naves con forma de cigarro…

—Nos está entrando una llamada, inge. ¿Sí? ¿Diga?

—¡El tiempo se acerca! ¡Está por ocurrir! ¡He recibido un mensaje del niño de Antares!

—¿Quién es el niño de Antares?

—Es un niño rubio que nos advierte contra los reptilianos. ¡Ellos planean destruir nuestro país!

—¡Cálmese! Está entre amigos. Díganos el mensaje del niño de Antares.

—Antes de que termine el año los reptilianos utilizarán un arma con la que pueden manipular el clima. ¡Grandes inundaciones azotarán las costas de México! ¡Ráfagas de viento y destrucción! Pero ellos, los malditos reptilianos, no quieren que les advierta y me vigilan, debo… –tomé un paquete vacío de cigarrillos y lo arrugué frente al teléfono, simulando una interferencia, y colgué enseguida.

—Se ha cortado la comunicación. Esperemos que esta persona vuelva a llamar.

—¿Qué opinas del mensaje, Gilberto?

—Al parecer este señor describe a uno de los “rubios”, extraterrestres que según diversos testimonios velan por la humanidad al contrario de los reptilianos…

El inge y Lalo siguieron charlando.

III

Poco después de perpetrada nuestra maldad el huracán Wilma azotó las costas de Cancún y mi hermano Ricardo estuvo a punto de ponerle Wilmito a su hijo recién nacido.

Ricardo pasó por toda una odisea que incluyó entrar a una farmacia saqueada, en la que el agua le llegaba hasta el pecho como en esas películas gringas de desastres naturales: sólo le faltó luchar con un tiburón o con uno de los lagartos de la ciénaga.

Finalmente mi hermano, su esposa Luz y Ricardito fueron rescatados por los soldados (hasta que sirvieron de algo) y pudieron trasladarse a Mérida, Yucatán.

El muy cabrón de Apolo, no contento con tenerme metido a poeta sin percibir salario alguno ya quería hacer de mí todo un pitoniso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s