Sus manos sarmentosas semejaban 1/60. Capítulo I. Badbh (Morrigan)

Por: Elko Omar Vázquez Erosa

Sus manos sarmentosas semejaban
de las aves las garras implacables.

Tan vieja como el tiempo,
como el silencio que se enseñorea
de heladas galerías sepulcrales.

Siniestra como el bosque
que en el otoño presagia la nieve,
y los rojos festines de los lobos.

Llamó —llamó a la puerta—
y las risas cesaron por ensalmo,
y en acónito se tornaba el vino.

Tenía una veladura
en uno de sus ojos,
cruzaban por su rostro
los años olvidados.

Disponible en Amazon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.