Apuntes de abril a mayo de 2019

Por: Luis Arcas González

16 de abril de 2019

Estoy muy preocupado por el jorobado. ¿Sabéis si está bien?

Por favor, parisinos, conseguidle un palacio abandonado, otra iglesia o cualquier otro edificio lúgubre con recovecos donde se pueda ocultar.

Más tarde…

Me voy a dormir ya, si puedo.

Después de ver unos documentales sobre el colapso que sufrirá nuestro sol en no sé cuántos millones de años y lo que le va a pasar a la tierra y que todo el mundo palma…

Es que yo creía que esto era para siempre; bueno, menos los partidos políticos que ahora nacen como setas y como tales tendrán una vida efímera en una sartén o en la plancha.

Os sugiero que alquiléis y no compréis, que en unos millones de años todo se va al garete.

Tengo una taquicardia gorda porque estoy muy preocupado por mis tataratataratataranietos (elevado a 238 superbillones de generaciones) que pueden morir.

Yo he cumplido con mis genes.

Voy a pensar cuando me acueste en que algunos de los billones de mis herederos genéticos, listo cómo soy yo, buscarán la forma de supervivir.

Bien, llegado a esta conclusión voy a descansar un rato.

26 de abril de 2019

Hoy y ahora es el momento, algo voy a escribir: a ver a cuáles sensibilidades molesto.

Ella se acercó a él, se miraron y hablaron: los dos estaban casados y supuestamente felices; en cada una de sus palabras se notaba la emoción, el encanto, la excitación.

—Salam aleikum.

—Aleikum salam.

—¿Cómo estás?

—Bien, ¿y tú?

—También.

Y esas solas frases significaban todo un mundo de deseo contenido. Ella temblaba y él no podía contener su emoción. El mundo a su alrededor había dejado de existir a pesar de las miles de personas que les rodeaban en ese aeropuerto internacional.

—Ahora es el momento, ¿no?

—Si, ahora es.

Se separaron, éll hacia la terminal A, ella hacia la terminal E.

En su camino recordaban su infancia en aquella aldea de Afganistán. Eran felices, jugaban de niños, se deseaban de adolescentes y fueron separados con 14 años porque ella había sido comprometida a un señor rico de 60 años y él no pudo soportarlo.

Sus vidas se separaron y, por azar del destino, volvieron a encontrarse en ese aeropuerto.

Ambos llevaban una pesada carga en sus cuerpos y ambos siguieron su camino hacia sus aviones.

Subieron a sus respectivas aeronaves e iniciaron sus vuelos.

Y llegaron a sus destinos y siguieron sus vidas con sus pesados equipajes.

Podía, ya que soy el relator, haber metido unas bombas en los equipajes y que mi historia hubiese sido un atentado terrorista pero hoy no: solo ha sido el sin sentido de no poder elegir.

Para aquellas a quienes no se les permite hacerlo, mi consideración.

7 de mayo de 2019

Reitero una vez más la conclusión a la que llegué hace muchos años: el mundo está constituido en su enorme mayoría por pobres, horteras e incultos, por tanto todo lo que hagas para incultos, horteras y pobres está condenado al éxito.

28 de mayo de 2019

Tal vez entre los catalanes separatistas y el resto de España hace falta mucho diálogo como ellos piden.

Imagino:

—Independencia.

—No.

—Independencia.

—No.

—Independencia.

—No.

—Independencia.

—No.

—Independencia.

—No.

—Independencia.

—No.

Y así hasta la eterna eternidad.

El tema es que los interlocutores cobran y hay que pagarles viajes, estancias, comida, etc.

Podría ser que es lo que buscan muchos… cobrar y cobrar in aeternum.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .