Hoy, esclavo del progreso 12/54 (Ciudades de sal)

Por: Elko Omar Vázquez Erosa

Hoy, esclavo del progreso,
salí de la aséptica barraca
y por quince minutos
superé mi condición de insecto
en la colmena,
y el viento de la tarde
me pegó en el rostro,
y los cerros dibujaron
sus promesas falsas
de misterio y libertad.
¡Qué bellas mentiras decían!
Por ellas hubiera cambiado
las calles.

Ciudad maldita,
quédate con tus enredos
y con el dínamo,
encierro de ratas
que no van a ninguna parte;
quédate tus luces,
tu grotesca canción de algarabía.

Disponible en Amazon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.