Las tierras, la huella del arado 59/90 (El Refugio)

Por: Elko Omar Vázquez Erosa

Las tierras, la huella del arado,
el campanario de la iglesia ahogado
entre las casas, al pie de la montaña.

Los fantasmas de las calles polvosas,
tu silueta aguardando el autobús.

Callar…
cuando no queda
más que encender un cigarrillo
y despedirte
con una seña de la mano.

Llorar de rabia,
decir tu nombre y desdecirlo
y morir como dicen que morían
los amantes de otros días.

Disponible en Amazon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.