Sostenme en tu mirada

Sostenme en tu mirada

Por: Elko Omar Vázquez Erosa

Pálidos carámbanos los días sin ti, los días que se dicen viento en los inmensos parajes de la soledad, en los mares que se sueñan abismos infinitos.

—Sostenme en tu mirada— en los horizontes añoranza que, revestidos de hielo y vino derramado, se vuelven contra mí.

Yo, muñeco de paja espantando a los cuervos en los maizales solitarios, en las cañadas donde lamentan los lobos las cadenas de hielo que les atan a la nieve y al cortejo de los reyes olvidados.

—Sostenme en tu mirada— en las noches infinitas, cristalizadas de dolor.

Dicen los viejos que los lobos vinieron de la luna y por ella sienten nostalgia; dicen los viejos que en las noches embrujadas son lacerados por anhelos sin tregua, por las llamas entrevistas, bajo los copos de nieve, a través de un ventanal que muestra las suaves alegrías del hogar.

—Acaso teman volverse perros— porque los perros, con sus ojos acuosos, patéticos e irremediables, son la sombra cristalina y exacta del amor.

Somos niños jugando entre los árboles, en las raíces que, desnudas, beben del riachuelo.

—Sostenme en tu mirada— sostenme durante los días largos de tu ausencia, durante las horas que, vueltas cuchillos, me niegan tu candor.

Plácida tristeza de una fábrica abandonada: los días de lluvia, fragancia de la tierra y las raíces: llegarán tan pronto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s