Real de catorce

Por: Elko Omar Vázquez Erosa

Si de joven jamás trabajé mucho menos lo haré de viejo; recuerdo vagamente haber sido reportero en El Heraldo, en Televisa y en el Municipio de Chihuahua; pero como me la pasaba intoxicado con drogas y alcohol ni supe, así que no cuenta como trabajo.

Cuando cerraron ese hotel en la ciudad de Delicias, Chihuahua, vendían los muebles casi casi a peso, así que me fui con un primo con un tráiler y trajimos un montón de cómodas antiguas, y nos dimos a la tarea de restaurarlas: los gringos y los europeos se peleaban por ellas y terminé con un montón de dinero, que ya no sabía qué hacer con él: había pagado todas mis deudas, había comprado libros, y esos billetes excedentes me quemaban las manos.

¿Viajar a Europa? Ay, no, Europa huele a meados de perro y ya la conozco; decidí irme a un pueblo fantasma mexicano: Real de catorce.

Me acordé de Mabel, una chica bien flaca, sin caderas ni nalgas; pero con unas chichotas que daban miedo, así que la invité a salir: completaban el conjunto Raúl Meraz y su novia Laura, así como el baboso de Víctor Córdoba, quien siempre carecía de novia y se nos quedaba mirando, mientras cogíamos.

Bien cargados de cocaína, mariguana, amanita muscaria, pastillas de diseño y alcohol nos dirigimos a Real de catorce, con Raúl al volante: íbamos cantando puras canciones de los Pet Shop Boys, ya se sabe: you were always in my mind, you were always in my mind…

En el camino nos detuvimos en un Walmart, para mear y comprar más cerveza y en eso, ¡no manches! Estaba toda la colección de los monillos esos de Gi Joe: las chicas se volvieron locas, y nosotros también, así que compramos todos los muñecos disponibles y seguimos nuestro camino.

Real de catorce es un antiguo pueblo minero que se encuentra encerrado entre dos montañas, en el estado de San Luis Potosí, y para entrar al mismo es necesario atravesar un túnel: hay un tío, que siempre se encuentra en completo estado de ebriedad, que utiliza unas banderolas rojas; yo creo el bato ya estaba bien arreglado porque nos dio el pase y Raúl decidió entrar; en eso una bola de babosos, en sentido contrario y a toda velocidad, casi se impactan con nosotros: Raúl atinó a pegarse a la pared de roca, rayando todo el automóvil, y eso nos salvó la vida.

Arribamos al hotel y nos dieron una habitación de mampostería que parecía sacada de un relato de la Edad Media; las chicas comenzaron a preparar cocteles mientras Raúl y yo cortábamos líneas de cocaína, largas largas largas, como chirula de porno star; Córdoba nos miraba, espantadísimo, y más se espantó cuando las chicas se quitaron la ropa y comenzaron a pasearse en ropa interior.

Ya servidos Mabel comenzó a desempacar los muñequitos de Gi Joe, así que todos nos pusimos a jugar, como unos enanos, tirados en el piso.

Me da un poco de vergüenza referir lo anterior; pero no hay pedo, que me la aguanto; total siempre he sido un tío de lo más irresponsable.

Yo elegí a Scarlet, igualita a mi ex novia, Mónica Torres Knight; si le quitas la ballesta se vuelve una subametralladora uzi, y me la pasaba jodiéndolos a todos.

—¡Prrrrrrrrrrrrrrr! ¡Taka-taka-taka-taka! ¡Pichuuum!

—¡Eh, ya te di, puto!

Ni madres: me la pasaba corriendo por toda la habitación, en calzones, con la muñequita disparando, hasta que estos culeros decidieron que la habían capturado y la iban a violar, masivamente; pinches envidiosos y malos perdedores.

Salí a fumar un cigarrillo: había una luna primigenia, enorme, que recortaba todo el antiguo pueblo, transido de fantasmas, así que dejamos los juguetitos y salimos a pasear por las calles, cerveza en mano.

Vimos a María Orsic paseando, con correa, tres perros dóberman; calzaba unas botas negras, de cuero, que le llegaban más arriba de las rodillas. Los hongos comenzaron a hacer efecto y todo estalló, en una sinfonía de colores; entonces comprendimos la magia del antiguo pueblo, Real de catorce.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .