La casita apache

Por: Maribel R. y Elko Omar Vázquez Erosa

casitaapache

I

—Espero que así aprendan a respetar a sus mayores.

—¡Sí, señorita Julia! —respondieron Isabel y Pedro al mismo tiempo.

Julia tomó el aviso de expulsión y estampó el sello del colegio a un lado de la firma de los padres de familia.

—Bueno, chicos, vuelvan a sus casas: no tienen derecho a estar en la escuela durante tres días.

Isabel y Pedro salieron con expresión compungida, misma que se transformó en una sonrisa radiante una vez fuera de la escuela.

Continuar leyendo