Solo un año mas

Por: Salvador Joel Ramos Flores

Sólo un año más

I

El camino parecía no tener un destino fijo; gigantescos árboles verdes se enfilaban a la orilla del camino junto con frondosos arbustos que simulaban susurros de los unos con los otros. Aunque viejo, el carruaje era elegante: hermosos interiores en piel negra, cortinas de satín y detalles metálicos dorados daban la impresión por dentro de ir en uno de los mejores de la época; avanzaba velozmente, pero a su tripulante le parecía demasiado lento; en aquel solitario camino rodeado de imponentes y antiquísimos árboles el viento jugaba con las copas de los árboles que daban el único movimiento de los alrededores: un camino tranquilo, lleno de sonidos de hojas que movía el viento y sombras que imprimían un ambiente de tranquilidad  y hermosura. Continuar leyendo

Nunca mandes flores

flores

Por: Elko Omar Vázquez Erosa

Entre las peores estupideces que un enamorado en etapa de cortejo puede realizar se encuentra la de mandar flores. Si al ingenuo lector le ha pasado por la cabeza cometer tamaña barbaridad originaria de la Edad Media, cuando los cruzados trajeron las rosas del Medio Oriente y muy probablemente fueron recibidos con un: “¡Estúpido! ¿Ése es todo el botín que le arrancaste a los paganos? Bien le decía mi madre a mi padre: ¡no cases a tu hija con uno de los condes de la Cerda, que son todos unos imbéciles!”, sería mejor que se pusiera a leer El ruiseñor y la rosa, de Óscar Wilde. Continuar leyendo