La guerra de las calabacillas

Elko2 001

Por: Elko Omar Vázquez Erosa

Durante su visita al rancho “El Refugio” Miguel Ramírez se fijó en las calabacillas silvestres que crecían por doquier, del tamaño de una bola de billar, y me preguntó:

—¿Se comen?

—No, son muy amargas, pero pueden utilizarse para una buena batalla como las que desarrollábamos, en los buenos tiempos, mis primos Laura y Tito y mi hermano Ricardo y yo. Continuar leyendo

El estanque

El estanque de el rancho El Refugio, en Temósachi, Chihuahua.

El estanque de el rancho El Refugio, en Temósachi, Chihuahua.

Por: Elko Omar Vázquez Erosa

La vieja tina flotaba precariamente en el estanque con Laura, Tito y Ricardo a Bordo. Yo los miraba sentado en la boca del pozo.

—¡No te muevas tanto! —le dijo Laura a su hermano mientras utilizaba un palo a modo de pértiga.

Continuar leyendo