Cuchullain 15/60 (Morrigan)

Por: Elko Omar Vázquez Erosa

Y recogiendo sus propias entrañas
Cuchullain se dirigió hacia el lago
buscando apagar por última vez
la ardiente sed que sigue a los combates,
luego regresó al campo de batalla
donde se amarró a una columna
pues deseaba despedirse de pie.

Y del cielo tejido en escarlata
un cuervo se posó sobre su hombro:
era la Morrigan, para llorarlo.

Disponible en Amazon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .