Conocí a un vagabundo 11/54 (Ciudades de sal)

Por: Elko Omar Vázquez Erosa

Conocí a un vagabundo
crucificado en plástico y metal
—le gustaba hablar con los pájaros—
pero un día enloqueció
de tanto invocar
la nada triste y cansada
de un sueño.

Disponible en Amazon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .