Debate Zambrano/Vázquez (Novena parte)

debate-9

Uebos Editorial, en colaboración con Voluptuosidad es la palabra, se complace en presentar la Segunda Parte del debate entre el novelista y ensayista Augusto Zambrano, autor de “Apoteosis: Romance del fin del mundo” y “El Sabio”, y Elko Vázquez, licenciado en ciencias de la información, escritor, poeta y crítico literario.

AUGUSTO: Según el noveno punto de la convocatoria, Apoteosis tiene una independencia absoluta, pero se beneficia notablemente si se somete a una lectura comparada con El Sabio, así como también con las Escrituras Sagradas que la inspiraron. O sea, la primera parte de la afirmación implica que la obra es accesible y disfrutable por el lector promedio. En ese sentido, lo primero sería saber si a tu juicio la obra reclama su propia independencia, o si amerita que el lector promedio sea un teólogo o un experto en cualquier otra área para entenderla.

ELKO: Estoy de acuerdo en que Apoteosis se puede leer como una obra independiente sin que sea necesario conocer previamente las Sagradas Escrituras. Además no veo que Apoteosis necesite que el lector conozca o haya leído El Sabio para disfrutar la obra. Noto que Apoteosis de alguna manera parafrasea, en tono de ficción, las escrituras judeocristianas, además de hacer referencia a las musulmanas.

AUGUSTO: Lo hace, sí. En parte porque el mismo libro de Revelaciones parafrasea un poco esas historias del Antiguo Testamento, y en parte porque yo tomé también ese enfoque y amplié el sentido de dicha paráfrasis en el estudio teológico que desarrollé.

ELKO: Y tiene una colección de citas al final del libro, de tal modo que una persona que leyera una traducción y que no estuviera familiarizado con la mitología judeocristiana, digamos un norcoreano, podría comprender la obra perfectamente. Eso no te lo voy a discutir.

AUGUSTO: Bueno. La importancia de este punto viene a afirmarse en lo que antes habíamos discutidos de la obra de Balzac. Y en parte también se relaciona con el espíritu de obras como la Comedia de Alighieri o el Zaratustra de Nietzsche. Estos tres autores, Balzac, Alighieri y Nietzsche, ven sus trabajos enriquecidos por medio de lo que yo llamo “referencias externas”, o sea, que sus trabajos se benefician de un estudio comparado con otros libros. Solo en el caso de Balzac, sin embargo, esto ocurre dentro de la obra del mismo Balzac. La vinculación de Apoteosis con El Sabio, así como también con mi próximo ensayo, es una vinculación intencional destinada al enriquecimiento de la lectura de Apoteosis por medio de fuentes externas desarrolladas por el mismo autor. Esto quiere decir que la obra tiene más que ofrecer fuera de ella misma.

ELKO: Si se nutre de El Sabio, pues seguramente habrás relacionado conceptos de ambas obras.

AUGUSTO: No solo en lo teórico, sino también en lo alegórico o literario. Más que eso, es posible extraer incluso un final distinto para Apoteosis leyendo El Sabio, pero como Apoteosis es suficiente en sí misma, un lector que no tenga acceso a El Sabio podrá disfrutar, perfectamente, Apoteosis. De aquí se deduce que Apoteosis forma parte de un cuerpo literario mucho mayor que ella misma, sin dejar de ser una obra plenamente independiente.

ELKO: Pues puedes ganar el punto.

AUGUSTO: Entonces, pues, además de tener una estructura armoniosa, de alimentarse de siete marcos investigativos, de tener docenas de personajes perfectamente dibujados, de hacer alarde de los marcos temporales y físicos más ambiciosos jamás desarrollados en la literatura, etcétera, etcétera, etcétera…, también es capaz de trascender más allá de sí misma, reclamando una vinculación con otros escritos, donde se incluyen obras desarrolladas por el mismo autor.

ELKO: Esa ya es tu opinión, que no viene en el punto nueve.

AUGUSTO: Pues son cosas que ya has dicho tú mismo en los puntos anteriores.

ELKO: Apoteosis es una obra independiente que has relacionado con un ensayo donde se abordan temas filosóficos, literarios, psicológicos y de otros tipos. No lo discuto. Estoy de acuerdo en que Apoteosis es una obra independiente, que no necesitas haber leído mitología judeocristiana para entenderla, puesto que la explicas perfectamente, y que ciertamente la obra está relacionada con otro libro, en este caso El Sabio.

AUGUSTO: En muy pocos días serán dos. Aprovecho para comentar que a este cuerpo literario más voluminoso lo he llamado Uróboros, en el que Apoteosis vendría siendo la introducción, El Sabio el desarrollo y la obra que estoy por publicar, ¡Literatura soy yo!, sería la conclusión.

ELKO: O sea que quieres ir tejiendo una relación entre las obras, o por lo menos entre algunas, de las que vayas escribiendo.

AUGUSTO: Yo realmente pienso dar por terminado ese proyecto con ¡Literatura soy yo!, porque me parece que así se cierra bien el ciclo. Los tres escritos que lo componen son trabajos que fui desarrollando de manera más o menos simultánea a lo largo de los últimos años y nacen de un mismo esfuerzo. Sin embargo, tengo pensado realizar otros escritos que también se relacionen con estos tres, aunque no para completar mi Uróboros, que ya está completo, sino como una suerte de tributo, o como algo externo.

ELKO: Me parece muy bien que relaciones tus trabajos literarios, porque invitas al lector a leer los demás.

AUGUSTO: Gracias, Elko.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s