Debate Zambrano/Vázquez (Sexta parte)

Debate Zambrano Vazquez 6

Uebos Editorial, en colaboración con Voluptuosidad de la palabra, se complace en presentar la Sexta Parte del debate entre el novelista y ensayista Augusto Zambrano, autor de “Apoteosis: Romance del fin del mundo” y “El Sabio”, y Elko Vázquez, licenciado en ciencias de la información, escritor, poeta y crítico literario.
AUGUSTO: El sexto punto contempla que Apoteosis evidencia una densidad de contenido, de referencias e implicaciones lo suficientemente grande como para considerar a toda la obra como un tejido narrativo excepcional. Pienso que esto está razonablemente demostrado si tomamos en cuenta lo que discutimos la última vez, y ejemplos hay muchos en la página Secretos de Apoteosis, aunque espero agregar alguno más durante esta parte del intercambio. Por el momento me interesa saber si a) estás de acuerdo con la afirmación y b) profundizar en la relevancia de este aspecto, así como también en el modo que esto se relaciona con el punto anterior.
ELKO: Concedo que la obra es excepcional en ese sentido, ya que la mayoría de las obras de ficción manejan líneas argumentales más sencillas. No obstante, sí existen precedentes. La Comedia de Alighieri se puede leer de muchas formas, incluyendo el teológico, filosófico, histórico, mitológico, etc. Sin embargo, reconozco que no tengo noticia de una obra moderna que cuide la arquitectura y la simbología al tiempo que muestre tal densidad de contenido.
AUGUSTO: Este punto va más allá de la densidad de contenido. Las referencias e implicaciones de la obra son lo que verdaderamente hacen que, a mi juicio, Apoteosis deba ser vista como un tejido narrativo excepcional. Es improbable que la mayoría de los lectores logre descubrir relaciones complejas como que, por ejemplo, con la excepción de Zebedeo, los nombres de los principales de Jerusalén son todos nombres de reyes judíos en el antiguo testamento, que la “Z” de Zebedeo obedece a su condición como último gobernante ilegítimo de Jerusalén (por ser el suyo el único nombre que no correspondió nunca a un rey) y que el que los principales sean diez busca significar que en la corrupción de este grupo debe verse la corrupción de todo el pueblo judío. Esta clase de relaciones abundan en la obra y es a lo que me refiero al hablar de que la narrativa puede ser vista como un tejido. Lo que quiero decir es que Apoteosis es algo así como un enorme mapa mental, no solo en tanto que relaciona y hace referencia a una ingente cantidad de información proveniente de los siete marcos teóricos, sino además en la multiplicidad de implicaciones de los eventos, así como también en la recurrencia y en el enriquecimiento de escenarios familiares. Básicamente todo lo que se lee está ahí por una razón. Por ejemplo, la historia de Robert Kazandjian se alimenta de la tragedia de Marcus, sienta un precedente de repudio a los mecanos, sirve de base para explicar la existencia del hemiciclo en Jerusalén y sirve de puente para la historia de Diana, sin mencionar que es uno de los tres planteamientos esenciales sobre el alma que se abordan en la obra. La intención del tejido es que al terminar de leer la obra el lector se sienta como si en realidad hubiera leído una saga de varios libros y sea capaz de recordar una buena cantidad de eventos, además del principio y el final. A eso se deben la simetría y la armonía estructural, es por eso que la narrativa vuelve al pasado o hace referencia a este constantemente, esa es la razón de las notas al pie de página y de la multiplicidad de implicaciones de los hechos descritos. Todas las estrategias, todos los recursos, incluso el uso de palabras poco comunes y la construcción de oraciones inusuales, buscan ayudar al lector a recordar el mayor número de eventos en un orden aceptable. Las referencias de los siete marcos teóricos apuntan a su cultura general en tantas áreas como me fue humanamente posible con la intención de ofrecerle algún asidero en la memoria para facilitar su retentiva.
ELKO: Apoteosis no es la única obra que tiene un alto grado de densidad narrativa y múltiples referencias que se armonizan como un tejido. La saga de George R. R Martin, Canción de hielo y de fuego, tiene como inspiración la guerra de las Dos Rosas y simboliza el choque entre Oriente y Occidente. En el equivalente al mundo occidental la gente adoraba a siete dioses, que al parecer eran uno solo (semejante al cristianismo), pero sobrevivían creencias anteriores, como árboles sagrados y dioses más antiguos (paganismo). Bueno, la historia se entreteje de la siguiente manera: seguimos a un personaje, luego se intercala con otro (y lo que ocurre en otro sitio), y así sucesivamente, o sea que tienes una obra con múltiples líneas argumentales. Lo que quiero decir es que estoy de acuerdo que tu obra es excepcional, aunque no sin precedentes.
AUGUSTO: Martin se sirvió de una estrategia interesante para organizar su historia, pero yo no veo que se relacione con el asunto. La literatura por lo general se limita a desarrollar una historia que va hacia adelante. Puede ser, como en el caso que citas, varias historias que igual van hacia adelante. A veces hay juegos con la línea de tiempo, pero lo que no pasa es que la obra en todo momento te haga rememorar las páginas ya leídas. Apoteosis hace guiños al lector; o sea, te invita a recordar, a meditar o a releer lo que ya leíste. Y no una vez ni dos veces, sino constantemente. Esto parte de su estructura, y es a lo que me refiero con el tejido, a que todo está conectado.
ELKO: Tendrías que ver Lost, una serie de televisión que en todo momento tiene guiños hacia adelante y hacia atrás, múltiples referencias a otros libros, desplazamientos espacio temporales, paradojas del tiempo e incluso personajes que viven varias vidas posibles debido a cuestiones de la física cuántica. Mi conclusión es que tu obra sí es excepcional porque reúne una alta densidad, múltiples hilos argumentales, una arquitectura… pero hay precedentes.
AUGUSTO: Lost no es literatura, no he visto la serie, pero incluso si fuera como dices, no me parece una comparación justa.
ELKO: Si el teatro es literatura, el cine también reúne elementos literarios. Al menos así me lo parece a mí. ¿Me permites transcribirte una carta de H.P.L.?
AUGUSTO: Está bien.
ELKO: Dice la carta: “Espero que tu estado actual sea simplemente de transición del idealismo de la juventud al realismo de la madurez, cuando el pensador advierte que no existe algo como la felicidad y la justicia ideales, y deja de esforzarse en busca de ilusiones tan vacías e irreales. La sólida satisfacción burguesa —con la convicción asentada de que los placeres salvajes son demasiado raros, elusivos y transitorios como para que valga la pena buscarlos— es el mejor estado mental en el que vivir. Uno debiera llegar a darse cuenta de que la vida entera es simplemente una comedia de deseo vano, donde quienes se esfuerzan son los payasos, y quienes serena y desapasionadamente observan son los afortunados que pueden reír ante las acciones de los esforzados. El vacío absoluto de todas las metas reconocidas de la empresa humana es para el espectador distanciado deliciosamente evidente: ¡la tumba bosteza y sonríe tan irónicamente! Lo que podemos ganar en gloria, proviene de observar la farsa, evitarnos la lucha no esperando más de lo que recibimos, y gozando con ese mundo de lo irreal que nuestra imaginación crea para nosotros. Disfrutar de la tranquilidad, y promover la tranquilidad en los demás, es la delicia más perdurable. Esa era la doctrina de Epicuro, el principal filósofo ético del mundo. Si el interés de uno por la vida disminuye, que se vuelva para socorrer a otro en aflicción semejante, y observará que regresan los motivos de interés (…) El éxito es algo relativo, y la victoria de un chico que juega a las bolitas es igual a la victoria de un Octavio en Actium cuando se la mide con la escala de la infinitud cósmica.”

En breve estaremos compartiendo la Séptima Parte de este debate.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s